IMPACTOS EN EL ÁMBITO FAMILIAR

Hubo personas que volvieron a sus tierras, por medio de proyectos productivos como las huertas caseras, y el proceso de paz hizo que las personas sintieran garantía para que volvieran al pueblo.

En el ámbito familiar se indagó por los cambios que generó el desplazamiento forzado en la composición del núcleo familiar, en las roles al interior de la familia, en las relaciones entre los miembros de la familia y en los niños, niñas y adolescentes. Entre los hallazgos comunes se destaca la fuerte desestructuración familiar que significó el desplazamiento forzado, ya fuera por el asesinato de familiares o la separación al momento de la expulsión. También cambiaron los roles al interior del núcleo familiar producto de lo anterior o las adversidades a las que se enfrentaron las víctimas de este hecho en los lugares de recepción. En cuanto a las relaciones entre los miembros de la familia se destacó la pérdida de comunicación y vínculos afectivos por el distanciamiento generado por el desplazamiento y las afectaciones psicológicas que impiden compartir con la familia. Por último, y como señal de alarmante, se encontraron en todos los municipios relatos sobre la afectación de sus hijos e hijas psicológicamente, emocionalmente y socialmente producto del desplazamiento forzado.

Composición del núcleo familiar

(Entr.): Doña Fanny una pregunta, ¿y usted cree que su familia, de su núcleo familiar, se desestructuró, fue afectado por el desplazamiento, o sea eso produjo un impacto en su familia?

(Eda.): Sí. El impacto fue la separación mía con mi esposo, porque yo, o sea, yo siempre he dicho que para mí lo más grande y lo más valiosos para mí son mis hijos, y a raíz de que yo me fui detrás de mis hijos, él no quiso, y en parte él se sentía dolido, por el resentimiento, por la ida de mi segundo hijo. Sí, fue duro, fue muy duro, porque yo duré 22 años casada, pa ahora volver a empezar prácticamente sin él y todo, es difícil, porque uno empieza como, pero con qué moral, pero Dios siempre lo levanta a uno, de donde mucho lo quieren ver caído. (Entrevista a mujer desplazada del municipio de Chaparral, 2019)

(Entr): Sí señor. XXXX, ehh, ¿Qué implicó entonces para usted ese cambio? Por ejemplo, me estaba mencionando que su familia, su núcleo familiar quedó allá y usted acá, ¿ustedes aún siguen? ¿O hubo una afectación familiar?

(Edo): Pues una afectación en el caso mío, pues yo ya no vivo con mi esposa pues porque debido a la distancia de estar yo en la finca y ella en la ciudad pues ya se decidió que nos separáramos y actualmente pues yo sigo en la finca y ella sigue en Ibagué (Entrevista a hombre desplazado del municipio de Ataco, 2019)

 

(Entr): ¿Cómo cree que afectó ese desplazamiento a su familia?

(Eda): “No pues toda la vida, toda la vida porque fue una desorganización total en la familia, porque nosotros nunca vivimos en paz en tranquilidad. Nosotros nos fuimos a vivir tranquilos después de que hubo la amnistía, que fue este Matallana el que se metió, él fue el que hizo como esa, que ya se empezaron los, a hacer amnistía entre ellos, entre el gobierno y esos grupos, que ya dejaron un poquito la guerra a un lado y como que ya dejaron un poquito la población civil trabajar tranquila.” (Entrevista a mujer desplazada del municipio de Rioblanco, 2019)

(Eda.): “sí, yo volví hace un año, volvimos del Quindío, pero pues a raíz del desplazamiento yo perdí el hogar, porque él se quedó acá, yo me fui, y ya cuando nos volvimos a reunir ya no fue igual; entonces empezaron los problemas y todo y a la final me quede sola, porque perdí mi hija, porque mi hija dijo que no que ella se quedaba a vivir con el papá, entonces yo quede sola, eso fue hace cinco años que me separé de él. Con el papá de mi hija sí es complicado vuelva, de pronto pueda que vuelva pero pues…” (Entrevista a mujer desplazada del municipio de Planadas, 2019)

 

Entrevistador (entr2): ¿pero usted retorno sola?

Entrevistada (eda): si, yo retorne sola con mi familia, mi núcleo familiar se desbarato, o sea mis esposo se quedó solo por allá y retorne sola con mis hijos, claro él no podía volver así ya hayan firmado el proceso de paz a nivel nacional. Ya no

Roles al interior del núcleo familiar

(Entr.): Durante el desplazamiento esos roles de mujeres y de hombres, también fueron diferentes, o sea supongamos los hombres se dedicaban a algo durante el desplazamiento, las mujeres se dedicaban a otras cosas.

(Eda.): Hablo lo que vi, los esposos de algunas familiares y familiares de mis hijos, había a veces que ellos iban a buscar trabajo, casi no era mucha la oferta de trabajo para ellos, entonces ahí las que les tocaba era a las mujeres más que todo trabajar. (Entrevista a mujer desplazada del municipio de Chaparral, 2019)

(Entr.): Las mujeres terminaron asumiendo más…

(Eda.): Sí señora, y algunas debido a ese proceso, como le digo, por lo menos en el caso de Luz Aida, de Orfa, en ultimas salieron que se separaron porque ya ellos como que no, o sea ya se descargaron como tanto, así hubiera trabajo tampoco hacían el esfuerzo de trabajar. (Entrevista a mujer desplazada del municipio de Chaparral, 2019)

(Eda.): Era mi papá [el apoyo en el hogar] porque él cada ocho días me llevaba cositas a los niños pa’ que yo comiera, pa’ ellos. El marido que yo tenía en esa época, él no le importaba sino gallos finos y tomar trago, y llegaba a la casa y vea, uno con cuatro hijos. Entonces mi padre era un gran apoyo para mí y que lo perdí, mejor dicho a mí me tocó ponerme a trabajar para ayudar a mantener mis hijitos. […] Inclusive en una época me tocó hasta dañar los chiros míos, los vestidos para poder hacerles a los niños para vestirlos. Por eso yo tomé la decisión de separarme de ese señor y seguir luchando por otro lado. (Entrevista a mujer desplazada del municipio de Chaparral, 2019)

Relaciones cotidianas entre los miembros del núcleo familiar

“El hogar se vuelve un caos porque empiezan los conflictos por ese problema, porque no hay… ya la comunicación se termina porque ya no encuentra usted de que hablar, porque ya todo lo que lleva usted en la mente es el momento que usted vivía, de cuando llegaron, cuando le dijeron, cuando le tocó a usted afrontar y lo que le tocó a usted hacer pa poder salir… entonces eso es algo que es una desubicación total, y ya para uno volver otra vez a ir coordinando ideas, y volver otra vez ya le cuesta uno trabajo, y a esta fecha todavía no ha superado todo, así le pongan cincuenta mil psicólogos, esos son mentiras, ¿un psicólogo? Esos son mentiras, de que a uno lo aconsejan, a uno de pronto le hace… uno de pronto recapacita, y uno ya dice “bueno…” pero uno que otra vez vuelva a vivir lo mismo, no, ya eso es una gran mentira de que digan que “ya eso lo que pasó ya se olvidó” (Entrevista a mujer desplazada del municipio de Rioblanco, 2019)

(Entr.) ¿Qué tipo de cambios tuvo su vida diaria con el desplazamiento?

(Edo.) Un cambio muy brusco y muy feo pa’ uno, porque yo tenía mi finquita, tenía mis hijos estaba enseñado a llegar al hogar. Ahora qué yo llegar a Neiva a una pieza solo, comprar la comida todos los días, pararme a las 4 de la mañana pa’  salirle al patrón que era un señor que tenía una volqueta, era el que me daba trabajo todos los días, y me tocaba trabajar hasta el domingo. Para uno sobrevivir, no es que soy desagradecido, que no me ganaba nada, no, sino que yo no podía venir por el problema que tenía. Ni a los hijos ayudaba porque pa’ eso les había dejado la finca. (Entrevista a hombre desplazado del municipio de Ataco, 2019)

 

(Entr. 1): ¿Y entre los casos que tú conoces de las personas que fueron desplazadas qué impacto consideras tú que pudieron tener, digamos materiales o también morales, emocionales?

(Eda.): Todos los tres, todas las anteriores. Primero porque tuvieron que perder lo que habían luchado que era su economía, sus fincas, estaban sus gallinas, sus marranos, sus vacas, su café, estaba toda su economía, y cuando alguien le decía váyase, tenía que dejarla ahí. Sobre todo tenían que desplazarse y además de perder su economía perdían también su formación familiar, tú sabes cuándo empieza a haber ausencia de alimento el primero que se desempeñe en lo que sea, lo toma, así sea robando, así sea trabajando horadamente, entonces empezaron las familias a desquebrajarse, entonces ya el papá se iba, la mamá también y lo chinos quedaban solos, los chinos cogían la calle, entonces eso comenzó a des configurarse eso en la parte social. (Entrevista a mujer desplazada del municipio de Chaparral, 2019)

Afectaciones sobre niños, niñas y adolescentes

(Entr. 2): ¿Y a los chicos de qué manera los inducían, digamos así que… [Interrumpe]

(Eda.): Cuentan que por ejemplo a los chinos les decían: “Les vamos a pagar, le van ayudar a su mamá, su papá va a poder cultivar mejor las cosas, allá va a tener mejor educación”. Porque alguna vez hablé con una persona que de esa manera lo conquistaron; les ofrecían mejores oportunidades de vida y como algunos chicos pues ya eran cansados del campo, entonces querían conocer otras cosas. (Entrevista a mujer desplazada del municipio de Chaparral, 2019)

 

(Edo): “al desplazarse a muchos les toco separarse otros se quedaron esto llevo a que algunos muchachos del Puerto [Puerto Saldaña] y si la mayoría de gente del puerto muchachos cogieron las armas por venganza porque les habían pues quitado a su papa, matado a su papa, su mamá,  un familiar. Eso trunco mucho los proyectos de vida de los pelados en esa situación porque ya muchos no podían seguir estudiando, muchos de pronto no la sed de venganza los atrapo y les hizo un daño bastante. Entonces eso es delicado en esa partecita.” (Entrevista a hombre desplazado del municipio de Rioblanco, 2019)

 

(Entr.): ¿Y al momento del desplazamiento tú cuántos años tenías?

(Eda.): Yo tenía quince años.

(Entr.): Jovencita.

(Eda.): Sí, quince años.

(Entr.): ¿Y tú llegas acá con tu mamá?

(Eda.): No perdón, tenía trece años, porque a los… sí, trece años.

(Entr.): ¿Y con quién llegas aquí a Ataco?

(Eda.): Llegué con mi mamá y mis dos hermanitos pequeños. Mi papá se quedó allá con otro hermano, ese fue el problema, el detonante también de los problemas.

(Entr.): O sea que tú crees que eso afectó, ¿de qué manera crees?, o ¿cómo viste tú reflejada esa afectación en la familia? ¿Cambiaron entre ustedes la manera de relacionarse?

(Eda.): Claro, cambió demasiado porque mi familia siempre fue formada en un hogar cristiano, todos tenemos principios y valores en la iglesia, nosotros vivíamos felices, en paz. Con el desplazamiento la familia se dividió, mi papá no podía venirse para acá porque aquí en qué iba a trabajar, mi mamá hizo en sacarnos [sic] a nosotros para que la guerrilla no nos llevara. Debido a que mi papá se quedó con un hermano mío allá, le metieron esa ideología a uno de mis hermanos, mi hermano jaló mucho para allá, y hasta el día de hoy está en la cárcel por haberse metido. El desplazamiento, la guerra sí dividió a mi familia, ahí como que partió la historia en dos, porque mi mamá no podía estar pendiente del muchacho, mi papá se iba a trabajar y él supuestamente estudiando, pero mire, ellos estaban haciendo era otro trabajo con los muchachos. (Entrevista a mujer desplazada del municipio de Ataco, 2019)

Entrevistador (entr): ¿en términos de su familia como afecto el desplazamiento a su familia?

Entrevistado (edo): harto porque el niño se me enfermo

Entrevistador (entr): ¿de qué se enfermó?

Entrevistado (edo): no, se enfermó, él no comía, porque yo me fui primero, eso me lo atrasó en el estudio y se enfermó y tuvo un poco de tiempo para tenerlo otra vez.

Entrevistador (entr): ¿cree que le afectó en términos psicológicos, emocionales?

Entrevistado (edo): si harto, porque usted sabe que los niños están pegados a uno y que no vuelve entonces eso los acaba mucho… y a uno también.

 

(Entrevista a hombre desplazado del municipio de Rioblanco, 2019)

 

(Entr.): ¿tu hija no quiere volver?

(Eda.): No, porque ella también tuvo muchos problemas por los disparos. Que estaba uno ahí, por ejemplo nosotros acá sentados cuando menos se acordaba se agarraba una plomacera y enfrentamientos. Nosotros vivíamos en el pueblo, entonces era muy traumático, uno salía corriendo y esas casa de madera corra, tener presente donde uno vivía, donde había un andén, donde había una plancha para uno meterse. Entonces ella dice que no, que ella no quiere. (Entrevista a mujer desplazada del municipio de Planadas, 2019)

(Entr): Cree que afecto en términos psicológicos la población si claro emocional

(Edo): Claro el desplazamiento, ese conflicto emocionalmente claro afecta a las personas psicológicamente claro crea problemas. […] Por ejemplo, cuando nosotros comenzamos la institución como tal y el gobierno comenzó a aplicar unas pruebas que le aplica a los pelados de tercero, quinto y noveno, a nosotros aquí en Herrera se decía lo mismo a los muchachos: que veamos lo que veamos estemos callados, si estamos callados para no meternos en problemas, inconvenientes entonces ellos han creado como ese modelo que ven no ha visto nada. Una de las preguntas que una vez nos causó curiosidad: ¿si hay un incidente y usted tiene que acudir a quien llama? a la policía? al inspector? o ninguna de las anteriores? y entonces todos los pelados marcaron ninguna de las anteriores porque se les han enseña que desde casa viene que uno callaíto vive más, si? Entonces en la parte psicológica claro, el atraso en los problemas que han tenido con los muchachos, con algunos pelados que de pronto sus familiares han muerto, de pronto por una bala perdida, por una toma, así por el estilo, entonces eso les ha afectado bastante. (Entrevista a hombre desplazado del municipio de Rioblanco, 2019)

 (Eda.): […] mi hijo mayor tiene muchos problemas emocionales a raíz de todo lo que ha tenido que vivir, porque a él sí le tocó todo.

(Entr.): ¿Qué tipos de problemas?

(Eda.): Uy, ese muchacho toma mucho, incluso en este momento lo tengo en un proceso como de alcoholismo, uno le pregunta: “¿Andrés usted por qué toma tanto?, no tome tanto”, él tiene 28 años, y un tiempo que tocó sacarlo de aquí, no quiso terminar de estudiar, él es a toda hora como sobreprotector con sus hermanos que no quiere que les pase lo mismo. […]Sofía se volvió una mujer muy triste, esa niña usted la encuentra a toda hora encerrada, uno Sofía salga y de vuelta,: “ay no mami aquí no hay amigos”, desconfía de todo mundo, y yo le digo: “Sofí vamos a ir al río”, “Ay pero vamos los tres no más”, se volvió muy solitaria, a raíz de eso estamos en terapias psicológicas, la familia completa, estamos haciendo terapias psicosociales, porque sé que mis hijos lo necesitan, incluso yo lo necesito, aparentemente uno es fuerte, pero hay momentos en que uno se desdobla (Entrevista a mujer desplazada del municipio de Rioblanco, 2019)